ADMINISTRACIÓN PESQUERA SUSTENTABLE

Los atributos y condiciones naturales del Mar Argentino lo convierten en un caladero de una gran riqueza e importancia y en objeto de una política pesquera que, bajo un enfoque ecosistémico, se orienta a la administración sustentable de los recursos y a minimizar el impacto de la actividad sobre el ambiente marino.

En este sentido, la Ley Federal de Pesca (Ley Nº 24.922) apunta a fomentar el ejercicio de la pesca marítima compatibilizando el máximo desarrollo de la actividad en el mar con el aprovechamiento racional de sus recursos vivos y su protección a largo plazo. Promueve la sustentabilidad de la actividad y el desarrollo de procesos industriales ambientalmente apropiados que logren, a su vez, obtener el mayor empleo de mano de obra y valor agregado.

De conformidad con dicha norma, el Consejo Federal Pesquero (CFP) es el organismo encargado de establecer la política pesquera nacional, la política de investigación pesquera y de planificar el desarrollo de la actividad. En procura de una gestión sustentable, cumple funciones tales como establecer las Capturas Máximas Permisibles por especie, aprobar las cuotas y autorizaciones de captura, fijar los derechos de extracción y otorgar permisos de pesca experimental, entre otras.

A través de la Resolución Nº 1, de fecha 27 de febrero de 2008, el CFP aprobó el “Plan Nacional para Prevenir, Desalentar y Eliminar la Pesque Ilegal, No Declarada y No Reglamentada” (PAN – INDNR). Las acciones que éste prevé se articulan con el plan internacional adoptado por el Comité de Pesca de la FAO, para combatir las prácticas que amenazan una ordenación eficiente de las pesquerías y ponen en peligro la seguridad alimentaria y el medio ambiente marino. Su implementación implica la realización de inspecciones a bordo de los buques para el control de los artes de pesca que se utilizan, las especies capturadas, las condiciones de seguridad, los aspectos vinculados con la contaminación y la prohibición de la pesca en zonas de veda.

En este marco, la SUBSECRETARÍA DE PESCA Y ACUICULTURA dictó la Resolución N° 8, de fecha 29 de diciembre de 2012, que estableció el Sistema Nacional de Certificación de Captura Legal con el objeto de certificar los productos pesqueros que se capturan en aguas jurisdiccionales argentinas con destino al comercio nacional e internacional, incluyendo la exigencia de presentar un formulario de declaración de exportación y el Certificado de Sanidad emitido por el SERVICIO NACIONAL DE SANIDAD Y CALIDAD AGROALIMENTARIA.

El caladero argentino cuenta también con certificación internacional en las pesquerías de merluza de cola (Macruronus magellanicus), vieira patagónica (Zygochlamys patagónica) y anchoíta (Engraulis anchoíta).

A su vez, en el año 2015, se dictó la Disposición de la SUBSECRETARÍA DE PESCA Y ACUICULTURA N° 174, que creó el Sistema de Control de Carga para las especies meluza común (Merluccius hubbsi), merluza de cola (Macruronus magellanicus), merluza negra (Dissostichus eleginoides), polaca (Micromesistius australis), vieira (Zygochlamys patagónica), abadejo (Genypterus blacodes) y rayas, a los efectos de certificar que dichas especies han sido legalmente capturadas en aguas jurisdiccionales argentinas.

Asimismo, a partir del establecimiento de la Resolución del Consejo Federal Pesquero Nº 15, de fecha de diciembre de 2015, acreditar el cumplimiento de éstas normas comprendidas en marco del enfoque ecosistémico, se constituye como requisito para obtener el permiso de uso del Sello “MAR ARGENTINO, salvaje y austral”. Este Sello tiene como objetivo resaltar las características propias que posee el Mar Argentino, como su gran extensión, su ubicación austral, la pureza de sus aguas templado-frías y la naturaleza salvaje de sus especies, que sumadas a la gestión pesquera sustentable y su enfoque ecosistémico, permiten definir la identidad de “MAR ARGENTINO, salvaje y austral” como un símbolo de calidad.

Imagen gentileza de Fundación Patagonia Natural

Imagen gentileza de Fundación Patagonia Natural